Transdiagnóstico para tratar los trastornos emocionales

Investigadores del Grupo de Psicopatología de la UNED están diseñando un protocolo transdiagnóstico para poder tratar diversos tipos de ansiedad y depresión en niños.

1654

Una persona con depresión es probable que también padezca ansiedad, y viceversa. Este fenómeno, que también se da con frecuencia en otros casos, se conoce como comorbilidad y es la tendencia a que en una misma persona se diagnostiquen varios trastornos mentales de manera conjunta. La elevada comorbilidad supone un dilema tanto a nivel teórico como en la práctica. Por un lado hace que nos cuestionemos si realmente se trata de dos o más trastornos que se dan juntos o si estamos hablando más bien de un mismo trastorno etiquetado de diferentes formas. Por otro lado, a la hora de trabajar con los pacientes se ha focalizado en un trastorno principal en detrimento de los demás, lo que podría dificultar que el tratamiento se aplique correctamente. Si, además de esto, tenemos en cuenta que la cantidad de síndromes reconocidos aumenta considerablemente en cada nueva edición del DSM (el manual de referencia donde se clasifican los trastornos mentales), podemos llegar a comprender el desafío al que se enfrenta la psicopatología.

Este es el marco donde el enfoque transdiagnóstico emerge como alternativa, pues busca trabajar directamente sobre una serie de procesos y dimensiones que son comunes a la mayoría de los trastornos mentales. Aunque se basa en una concepción dimensional de la psicopatología, el transdiagnóstico consiste más en una integración entre ambos enfoques que en un rechazo a la clasificación categorial. Podría decirse que, independientemente del diagnóstico que tenga el paciente o de si tiene varios, el transdiagnóstico aborda los procesos que subyacen y afectan a varios trastornos mentales. La evitación, el escape, los sesgos de memoria o de atención, son sólo algunos ejemplos de los mecanismos que puede poner en marcha la mente en estos casos y que, bajo esta perspectiva, se convierten en objeto de estudio.

El Grupo de Psicopatología de la UNED está llevando a cabo un proyecto sobre transdiagnóstico con el que pretende diseñar un protocolo que sirva para el tratamiento de trastornos emocionales. Se trata de un programa para tratar diversos tipos de ansiedad y depresión en niños que busca actuar sobre determinados procesos cognitivos, como puede ser la evitación, la flexibilidad cognitiva o la activación conductual. Lo novedoso del trabajo reside en que se integrarán módulos que posiblemente afecten a varios trastornos a la vez y, por otro lado, que el tratamiento se podrá seguir a través de internet lo que abre muchas posibilidades, según los autores, ya que incluye un soporte continuo y se puede obtener mucha información dado que el programa permite acceder en cualquier momento.

Estudio de las alteraciones emocionales en adultos, niños y adolescentes, desde un marco psicopatológico y construcción de instrumentos de evaluación y diagnóstico de este tipo de alteraciones de la conducta. Una de las líneas de investigación recientes se centra en el Transdiagnóstico, que puede abordarse tanto desde el punto de vista psicopatológico como desde la intervención en adultos y en niños y adolescentes.

Dejar respuesta