“La sociedad de la información está demandando otras formas de aprender”

Sara Osuna es experta en el uso de las tecnologías digitales en entornos educativos, en convergencia de medios digitales y en escenarios virtuales para la enseñanza y el conocimiento. Es coordinadora del proyecto europeo ECO, para diseñar los futuros MOOC -Masive Online Open Course- y codirige el Máster de Redes Sociales y Aprendizaje Digital que dará comienzo a una nueva edición en Marzo 2015.

2950
Sara Osuna, investigadora de la UNED
Sara Osuna, investigadora de la UNED

¿Cuál es el lugar de los MOOC en la universidad?

Los MOOC en la UNED son cursos gratuitos, masivos y online con la posibilidad de solicitar un certificado que es, en definitiva, un título propio de nuestra universidad. Estos certificados, a su vez, pueden tener un reconocimiento de créditos en otras enseñanzas oficiales. En la UNED ya se ha empezado este procedimiento de pasarelas entre los títulos propios y los títulos oficiales. Los MOOC tienen aplicaciones muy interesantes, como en el caso de los cursos de nivelación, donde un MOOC inicial resulta útil para sentar las bases que más adelante necesitarán los alumnos. En el Máster de Redes Sociales y Aprendizaje Digital, nuestro alumnado ha de construir su propio MOOC, que resulta una práctica muy interesante. Aunque existen diferentes tipos de cursos masivos, abiertos y online, nosotros nos decantamos por el modelo sMOOC basado en la teoría conectivista de George Siemens que incorpora al aprendizaje las redes sociales como escenarios educomunicativos. Estamos hablando de un modelo nuevo de aprendizaje que implica socializar y democratizar la educación y el acceso al conocimiento .

¿Por qué son un nuevo modelo de aprendizaje?

Se trata de una nueva metodología de enseñanza que conlleva una renovación pedagógica y tecnológica. Es una forma de educar más democrática y coherente con los principios de la web 2.0. El rol del profesor y del estudiante cambian radicalmente. En los MOOC, más que en ningún otro modelo de enseñanza el alumnado es co-partícipe de su propio aprendizaje. Es el propio estudiante quien diseña el itinerario de estudio sin un profesor detrás diciéndole lo que debe hacer en cada momento. Además se propicia un aprendizaje colaborativo, pues el alumno está acompañado y será evaluado por el resto del alumnado. Por otro lado, el profesor ya no es la persona que dirige el aprendizaje sino que, en su nuevo rol de mediador, se encarga de ponerlo en marcha y de facilitar el proceso.

¿Qué competencias debe asumir el profesorado en este nuevo rol?

Debe tener la suficiente competencia mediática para alfabetizar a sus estudiantes. Hemos de dar un salto cualitativo y llegar a la competencia mediática. Tanto la tecnología como la participación ciudadana son precisas y, en este sentido, la competencia mediática no consiste únicamente en utilizar la tecnología sino que también es necesaria la capacidad de saber cómo comunicarse en Internet. El profesor ha de ser crítico con los medios si quiere que sus alumnos también lo sean. Por eso, todo aquello que las políticas educativas hagan respecto a la educación mediática de los propios docentes será en beneficio del conjunto de la sociedad.

¿Por qué no se enseña a comprender los medios de comunicación ya desde la escuela?

La ciudadanía está recibiendo una educación totalmente alejada de los medios y sobre todo de Internet. Hubo épocas donde los planes de estudio de la enseñanza obligatoria incluían los medios de comunicación como contenido de estudio, así que existía una cierta alfabetización mediática de los alumnos. Sin embargo en nuestro país las distintas directrices educativas no han considerado la necesidad de estudiar los medios de comunicación, ni los tradicionales ni mucho menos Internet. Por otra parte, resulta también significativo que en los ordenadores de los centros educativos se activen cortafuegos para evitar el acceso a determinados sitios de la web o no se incorporen los dispositivos móviles a la construcción del conocimiento en las aulas. Los estudiantes deben ser críticos en un espacio virtual que usan en los momentos de ocio, sin haber adquirido desde la educación obligatoria las competencias mediáticas suficientes para ejercer dicha actitud crítica. Al igual que un analfabeto lingüístico es más vulnerable al engaño y a la manipulación, un analfabeto digital se encuentra en las mismas condiciones.

La cultura de la participación, ¿es algo nuevo?

Es indudable que la cultura de la participación es una seña de identidad de nuestra era y son los principios de la web 2.0 los que dan lugar a esto. Cuando Levy habla de inteligencia colectiva o Rheingold de multitudes inteligentes abogan por unos principios que estructuran una red distinta a la que existía en la web 1.0, una red más proclive a la colaboración. La participación y la estructura tecnológica son dos aspectos que se retroalimentan y que unidos conforman la cultura de la participación. Donde realmente existe esta cultura de la participación es en el ocio de la ciudadanía, no tanto en los centros educativos. La sociedad ya ha incorporado estas pautas de comportamiento y desde la educación debemos hacer un esfuerzo por adaptarnos a ella.

¿Qué tipo de aprendizaje

La Sociedad del Conocimiento o Sociedad Red, utilizando el término de Castells, está demandando otras formas de aprender. No podemos pretender formar a la ciudadanía con una metodología de enseñanza propia del siglo pasado, cuando la forma de vida era distinta. Otras disciplinas, como la salud o el comercio están adaptándose pero en el entorno educativo hay reticencias respecto a que la tecnología digital sea un escenario para la participación. Me viene a la mente una cita de Papert que plantea qué ocurriría si un médico del siglo XIX entrara en un quirófano actual. Seguramente no sería capaz de operar porque ni siquiera los instrumentos de trabajo le resultarían familiares. Sin embargo, si fuera un maestro del siglo XIX quien entrara en un aula de nuestros días, podría ejercer su profesión sin grandes problemas. Creo que resulta muy ilustrativa la cita de este autor.

 

Para más información sobre el Máster de Redes Sociales y Aprendizaje Digital www.masterredesuned.com

9 Comentarios

Dejar respuesta