Reconstruyen el neurocráneo de un titanosaurio

La revista PLOS ONE publica un estudio que reconstruye la forma del cerebro, los nervios craneales, la arteria carótida y el oído interno de un dinosaurio hallado en Lo Hueco (Fuentes, Cuenca). Se trata una especie aún en estudio cuyos parientes conocidos más próximos podrían estar en Argentina y la India.

915
Titanosaurian Sauropod Neurocranium 858 MCCM-HUE-1667

Un equipo internacional, en el que participan miembros del CSIC, la UNED y las Universidades de Manchester, Oiho, y la Autónoma de Madrid, ha logrado reconstruir la forma del cerebro, los nervios craneales, la arteria carótida y el laberinto del oído interno de un dinosaurio titanosaurio que vivió hace unos 72 millones de años en Cuenca, durante el Cretácico Superior. El fragmento de cráneo, estudiado en el marco de la investigación que se desarrolla sobre el  yacimiento de Lo Hueco, forma parte de uno de los esqueletos parciales de estos dinosaurios excavados en 2007 durante la construcción del AVE Madrid-Levante. Esta es la “caja craneana“ (el conjunto de los huesos del cráneo que alojan al cerebro) más completa descrita en Europa hasta el momento y tiene además la particularidad de estar asociada parte de un esqueleto.

El fósil analizado tiene especial relevancia dado su excepcional estado de conservación. En los dinosaurios no suelen encontrarse neurocráneos y cuando se encuentran suelen estar incompletos. De hecho, en este ejemplar se conservan elementos que normalmente no fosilizan, como la estructura denominada carena ventral anterior. El hecho de que este nuevo espécimen esté completo ha permitido reconstruir la morfología del cerebro en su totalidad. “Su longitud era de 6,3 centímetros aunque el animal medía unos 14 metros de largo y casi 3 metros de altura a la cruz” explica Fabien Knoll, investigador asociado al Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC.

 

Titanosaurian Sauropod (cráneo) MCCM-HUE- 866 1667
Titanosaurian Sauropod (cráneo) MCCM-HUE-
866 1667
Un fósil único.

Los saurópodos son un grupo de dinosaurios cuadrúpedos herbívoros caracterizados por su gran tamaño y por presentar un cuello y una cola muy largos. Vivieron desde hace unos 210 hasta hace 65 millones de años, es decir desde el Triásico superior hasta el Cretácico superior. Los cráneos son extremadamente frágiles y suelen destruirse con facilidad.

La reconstrucción del cerebro desvela caracteres que son comunes a todos los saurópodos, como la presencia de una hipófisis desproporcionalmente grande en un cerebro 30 veces menor que el del ser humano. Pero también muestra particularidades menos comunes como la trayectoria del sexto nervio craneal que no atraviesa la fosa pituitaria. “Rara vez se ha podido alcanzar este nivel de precisión en reconstrucciones de este tipo y nunca antes se había hecho en un dinosaurio europeo”, comenta Fabien Knoll.

by WitmerLab at Ohio University

 

Especie aún sin clasificar.

La información obtenida mediante el análisis del cráneo indica que el ejemplar pertenecería a una especie aún desconocida cuyos parientes más próximos conocidos estarían en Argentina y la India. Se está trabajando sobre esta hipótesis mientras se avanza con el estudio del resto del esqueleto.

En el yacimiento de Lo Hueco se ha encontrado un excepcional conjunto de restos de titanosaurios, entre los que se encuentran más de una decena de esqueletos parciales articulados. “Sabemos que existen dos tipos de titanosaurios en el yacimiento, porque conocemos dos tipos de dientes y de vértebras y de huesos de las extremidades. Hace unos años se analizó la caja craneana de uno de estos tipos y este análisis demuestra que también tenemos dos tipos de cajas craneanas de titanosaurios” han explicado José Luis Sanz y Francisco Ortega, investigadores de la UAM y de la UNED y que también participan en el trabajo.

Titanosaurian Sauropod neurocranium (render)
Titanosaurian Sauropod neurocranium (render)

“Tanto las características externas de la caja craneana como la morfología cerebral apuntan a que este saurópodo de Lo Hueco pertenecería a una especie derivada en su linaje, probablemente cercana a la familia Saltasauridae, que está presente principalmente en Sudamérica. En términos evolutivos, este nuevo fósil sería comparable a Jainosaurus, un titanosaurio que habitó en el Sur Asiático”, comenta Fabien Knoll.

El análisis de los titanosaurios de Lo Hueco se encuentra en este momento en proceso, pero la situación indica que pronto podrán precisarse las relaciones de parentesco de las nuevas especies encontradas.

Esta publicación se incluye también en el marco de los distintos proyectos de investigación, divulgación y puesta en valor del patrimonio paleontológico conquense, en el que se encuentran también implicadas distintas iniciativas de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Publicación
Fabien Knoll, Lawrence M. Witmer, Ryan C. Ridgely, Francisco Ortega, Jose Luis Sanz. A new titanosaurian braincase from the Cretaceous “Lo Hueco” locality in Spain sheds light on neuroanatomical evolution within Titanosauria. PLOS ONE. DOI: 10.1371/journal.pone.0138233

Relación de las faunas a ambos lados del Atlántico norte durante el Jurásico Superior, Diversidad de vertebrados terrestres en el Cretácico Inferior ibérico, Composición de los ecosistemas del Cretácico Superior, colaboración con el Museo Paleontológico de Elche (MUPE) para utilizar el registro paleontológico como recurso cultural en Agadez (Níger), Estudio de las faunas de reptiles Triásicos de la región Occidental del mar de Tethys y Análisis de faunas de tortugas del Cenozoico de Europa y África, así como las de cocodrilos del Eoceno ibérico.

Dejar respuesta