Los últimos neandertales del sur de Iberia no coexistieron con los humanos modernos

Share Button

El paso por el sur de Iberia de los últimos neandertales es más antiguo de lo que se pensaba y se remonta a hace unos 45.000 años y no 30.000, como se estimaba hasta ahora. Investigadores de la UNED han participado en la nueva datación de las muestras de dos yacimientos del centro y sur peninsular. Estos datos, publicados en la revista PNAS, anulan la teoría de que sapiens y neandertales coexistieran en la Iberia del Pleistoceno superior.

Imagen: Neanderthal Museum (Mettmann, Alemania).

Imagen: Neanderthal Museum (Mettmann, Alemania).

En los últimos veinte años, la comunidad científica aceptaba la teoría de que los últimos neandertales –Homo neanderthalensis– seguían en el sur de Iberia en el momento en el que los humanos modernos –la especie Homo sapiens– se encontraban ocupando el norte de la península. Un estudio internacional, en el que participan investigadores de la UNED, desmonta esta hipótesis.

“No parece que estos últimos neandertales del centro y sur de Iberia llegaran a fechas tan recientes, hace en torno a 30.000 años, como suponíamos hasta estas nuevas dataciones”, asegura Jesús F. Jordá, investigador del departamento de Prehistoria y Arqueología de la UNED y uno de los autores del estudio que se publica en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

El equipo de científicos, formado por expertos de la Universidad de Oxford (Reino Unido), la Universidad Nacional de Australia, la UNED, la Universidad de la Laguna (Tenerife), el Museo Arqueológico y Etnológico de Lucena (Córdoba) y el Museo Nacional de Historia Natural de París (Francia), ha empleado una nueva técnica para repetir los análisis realizados en los yacimientos de Jarama VI (Guadalajara) y Zafarraya (Málaga), consideradas hasta ahora como unas de las últimas ‘moradas’ de los neandertales en la península.

Al método del radiocaborno usado hasta ahora, los investigadores han incorporado una descontaminación por ultrafiltración para purificar el colágeno obtenido de muestras de huesos y han empleado la técnica AMS, que necesita una mínima cantidad de muestra, para su posterior datación.

Utilizando esta nueva metodología, los científicos aseguran que la ocupación neandertal de los dos yacimientos no es tan reciente como se pensaba, y se sitúa hace alrededor de 45.000 años.

“Usar solo el radiocarbono tiene el problema de que no te permite llegar más allá de 50.000 años”, explica Jordá. Otro inconveniente es la contaminación, ya que cuanto más antiguas son las muestras, más residuos acumulan y si éstos no se eliminan perfectamente, las fechas obtenidas son incorrectas.

Reescribiendo los libros de Prehistoria

Los restos analizados han sido huesos localizados en los depósitos arqueológicos, asociados con los materiales líticos –hechos con piedra– del Paleolítico medio, que presentan evidencias de haber sido manipulados por humanos (como marcas de corte, estigmas de percusión o fracturas) para descartar así posibles huesos introducidos por carnívoros.

Aunque los investigadores muestrearon numerosos yacimientos del sur de Iberia, solo ha sido posible realizar la datación en Jarama VI y Zafarraya, puesto que el resto de muestras no contenían el colágeno suficiente para ser datadas.

Un único yacimiento, el de Cueva Antón (Murcia) sigue ofreciendo las fechas recientes  que se postulaban hasta ahora, pero ni los restos tecnológicos encontrados son claramente realizados por neandertales, ni las muestras de carbones datadas tienen una perfecta asociación con los restos líticos.

A la vista de estos nuevos datos, en opinión de Jordá “habría que revisar los libros de Prehistoria”, sobre todo a medida que se vayan obteniendo nuevos resultados. “Aunque en estos momentos hay una controversia para cambiar la teoría vigente, el nuevo paradigma está teniendo una buena aceptación, a fuerza de presentar datos que indican la no coexistencia en la Península Ibérica de neandertales y H. sapiens”, añade.

En cuanto a la posible coincidencia de ambos grupos en la zona cantábrica, el investigador de la UNED se muestra cauto. “Estamos sometiendo a nuevos análisis yacimientos como La Güelga (Asturias) para determinar si esa coexistencia tuvo lugar. Tendremos que esperar a los resultados para verificar o no esta hipótesis”, concluye el científico.

——————————————————————————————————————————————————

Referencia bibliográfica:

Rachel E. Wood, Cecilio Barroso-Ruíz, Miguel Caparrós, Jesús F. Jordá Pardo, Bertila Galván Santos y Thomas F. G. Higham. “Radiocarbon dating casts doubt on the late chronology of the Middle to Upper Palaeolithic transition in southern Iberia”, Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). 4 de febrero de 2013. DOI: 10.1073/pnas.1207656110.

——————————————————————————————————————————————————

Consulta la noticia en inglés en la web Eurekalert.

Para más información:

Laura Chaparro – Unidad de Cultura Científica (UCC+i/FECYT)

OTRI-UNED

lchaparro@fsof.uned.es

91 398 9682

5 Trackbacks

Deja un comentario

Añade tu comentario , o trackback desde tu propia web. Tambien puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Tu email nunca se mostrará. Los campos obligatorios tienen el símbolo *

Current ye@r *

Buy Propecia Online