La influencia del turismo y el cambio climático en la flora del Sistema Central

467

Por Álvaro Enríquez de Salamanca, tutor de la UNED e investigador colaborador con el Grupo de Catálisis No Convencional aplicada a la Química Verde.

Los ecosistemas mediterráneos tienen una alta diversidad florística, especialmente en las zonas de montaña; esta diversidad es especialmente elevada en el sector oriental del Sistema Central, donde entran en contacto especies mediterráneas y eurosiberianas. Parte de estas plantas se han visto favorecidas por las actividades humanas a lo largo del último milenio, de forma intencionada o no.

Hemos estudiado la composición de la flora de un valle del Sistema Central para determinar la influencia humana. A pesar de ser una zona de montaña, donde la presencia de especies sinantrópicas debe ser menor que en territorios con un mayor impacto humano, hemos identificado un mínimo del 20,7 % de las especies favorecidas por la acción humana, incluyendo especies exóticas (6,2 %) y ruderales estrictas (14,5 %), valor que puede incrementarse hasta el 39, 2 % si se incluyen la especies que crecen tanto en hábitats ruderales como no ruderales.

La entrada de plantas ruderales y exóticas continúa en la actualidad, especialmente por los márgenes de la carreteras, y probablemente se incrementará en el futuro debido al creciente turismo y al cambio climático, que influye en los patrones de colonización e invasión de plantas ruderales y exóticas y en la respuesta de la flora nativa.

imagen: illyesuti

Referencia bibliográfica

Enríquez de Salamanca A. 2019. Human influence on the flora of the Spanish Central Range. Plant Biosystems. DOI: 10.1080/11263504.2019.1635224.