La Ciencia es cosa de chicas

315

Por Jesús F. Jordá Pardo
Profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología (UNED)
y Director científico del Certamen Jóvenes Investigadores (2003-2019).

Bajo el lema Science: it’s a girl thing!, la Comisión Europea lanzó en 2012 una campaña encaminada a incentivar y promover las vocaciones científicas entre las jóvenes estudiantes europeas. En nuestro país, esta iniciativa fue asumida por el Certamen Jóvenes Investigadores, que, organizado por la Secretaría General de Universidades y el INJUVE desde 1988, pretende despertar esa vocación científica entre los jóvenes estudiantes españoles de últimos cursos de la ESO, Bachillerato y ciclos formativos de FP. Así, a lo largo de los últimos años la participación en el certamen ha estado marcada por una mayor presencia de chicas en la fase general que se ha traducido en una también mayor presencia en su fase final, como ha ocurrido en el último Certamen donde fueron 223 las chicas que presentaron trabajos de investigación y 34 las que llegaron a la fase final, frente a 193 y 26 chicos respectivamente.

En la fase final de este último certamen, el trigésimo primero, que tuvo lugar el pasado mes de junio en el Centro Eurolatinoamericano de Juventud, que el INJUVE tiene en la localidad malagueña de Mollina, se presentaron los 40 trabajos de investigación que marcan las normas del certamen, de los cuales 24 fueron realizados por chicas -tanto de manera individual como en equipos de hasta tres miembros de ambos sexos- y 16 por chicos. El Premio Especial del Certamen, 4 de los 6 primeros premios, 4 de los 10 segundos, 7 de los 10 terceros, 7 de los 10 accésits y 7 de las 10 estancias en centros de investigación del CSIC, entre otros premios, recayeron en trabajos realizados por chicas. Además, la representación española en el 31st European Unión Contests for Young Scientists que organiza la Comisión Europea en una ciudad de un país anfitrión, fue otorgada por los miembros del jurado del Certamen a tres trabajos realizados por chicas.

31st European Unión Contests for Young Scientists | Imagen: Comisión Europea

Pues bien, en el 31st European Unión Contests for Young Scientists recientemente celebrado en Sofia (Bulgaria) del 13 al 18 de septiembre, donde han participado equipos de 40 países de la Unión Europea, el Espacio Económico Europeo y otros países invitados (Suiza, USA, China, Rusia, Túnez, Turquía, Corea del Sur, etc.), los tres proyectos presentados por las jóvenes investigadoras españolas obtuvieron cuatro premios: uno de los cuatro segundos premios del EUCYS, una estancia de las cuatro que ofrece el Joint Research Centre, una estancia de las ocho que ofrece la red EIROforum y el premio de la International Students of History Association.

El trabajo  “With Death at His Heels. Chronicle of an Escape and Two Wars”, presentado por Claudia Lidia Pubill Quintillà, del IES Guindàvols de Lleida, coordinado por la profesora María Teresa Closa Vidal, obtuvo uno de los 4 segundos premios del EUCYS consistente en la entrega de 5.000 euros a la ganadora. Además, obtuvo el premio de la International Students of History Association que le permitirá asitir y exponer su trabajo en la próxima reunión de la ISHA.

El trabajo “O da la miúda. Distribution, ethology and phenology of the Iberian wolf”, presentado por María Bouso Posada, Xiana Rego Fernández y Ana Rubal Sánchez, del IES San Rosendo de Mondoñedo (Lugo), coordinado por el profesor Óscar Chao Penabad, fue galardonado con una estancia de dos días de duración en el JRC -Joint Research Centre.

El trabajo “Acoustic levitation. Building and analyzing two different acoustic levitators based on piezoelectric transducers, and exploring its current and possible future applications using simple physical and chemical experiments”, presentado por Nadia Weronika Brzostowicz, del IES Palas Atenea de Torrejón de Ardoz (Madrid), y coordinado por la profesora Helena Rubio Franco, fue premiado con una estancia de una semana en el ILL – The Institute Laue-Langevin de Grenoble (Francia).

Todo un éxito para la representación española que, lamentablemente no ha tenido ninguna repercusión en los medios de comunicación nacionales.

Claudia | Imagen: Comisión Europea

Además, me gustaría señalar que el trabajo de Claudia (17 años) corresponde a una investigación en el campo de la Historia Contemporánea centrado en la Memoria Histórica, hecho este fuertemente significativo, pues son pocos los trabajos de Historia que han conseguidos alguno de los llamados por el EUCYS Core Prizes (primeros, segundos y terceros premios). En esta ocasión, el trabajo de Claudia es un riguroso análisis de la vida de un pariente lejano suyo que participó en la Guerra Civil española como defensor de la República, y, tras la caída de esta, pasó por los campos de internamiento francés de los que se escapó para alistarse en las tropas extrajeras al servicio del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, utilizando en su investigación fuentes primarias, tanto de primera mano como de los archivos militares de España, Francia y Reino Unido. Es un hecho altamente relevante que el Jurado del EUCYS galardonara este trabajo de Historia doblemente: con un segundo premio, que en la mayoría de los pasados EUCYS acaparan otras disciplinas científicas, y con el premio de la ISHA que abre las puertas a la autora a exponer su trabajo en un congreso de estudiantes europeos de Historia.

Por otro lado, es altamente relevante que el trabajo de María (18 años), Xiana (17 años) y Ana (18 años), centrado en el estudio de la distribución y comportamiento del lobo en los alrededores de Mondoñedo (Lugo) haya sido realizado en un modesto instituto público de una pequeña localidad gallega, con escasos medios técnicos, la mayoría de ellos conseguidos por sus autoras utilizando las dotaciones económicas de los premios que obtuvieron en otros concursos en los que han participado. La estancia en uno de los institutos de investigación que el Joint Research Centre tiene en Ispra (Italia), con la que han sido premiadas no deja de ser un reconocimiento más al excelente trabajo realizado y las largas horas de trabajo de campo llevado a cabo por esas tres chicas de la montaña lucense.

María, Xiana y Ana | Imagen: Comisión Europea

También es de destacar que el trabajo realizado por Nadia (18 años), consistente en el estudio de la levitación acústica y el posterior desarrollo y puesta en práctica de un aparato que logra el levantamiento de objetos ligeros mediante ondas acústicas, haya sido premiado con una estancia en el prestigioso Institute Laue-Langevin de Grenoble. Este centro, que lleva el nombre de Max von Laue (físico alemán especialista en cristalografía y rayos X, Premio Nobel de Física 1914) y Paul Langevin (físico francés, teórico del magnetismo, que cursó estudios con Pierre Curie y trabajó junto a María Sklodowska-Curie), es uno de los grandes equipamientos científicos europeos en el que España participa como miembro científico asociado desde 1987. Este instituto dispone de la fuente de neutrones dedicados a investigación básica más intensa a día de hoy, donde, sin duda, Nadia podrá aprender mucho más sobre Física y levitación acústica.

Nadia | Imagen: Comisión Europea

Finalmente, resulta muy relevante que los tres proyectos se hayan realizado desde el principio hasta el fin en tres centros educativos públicos, tres Institutos de Enseñanza Secundaria de Lleida, Mondoñedo y Torrejón de Ardoz, donde sus profesores han dedicado horas de esfuerzo y dedicación a la formación como futuros investigadores de sus estudiantes, sin reparar si esas horas de trabajo entran dentro de su horario lectivo y poniendo su afán en dar la mejor educación a sus alumnas y alumnos, y sin esperar a cambio reconocimientos administrativos y recompensas económicas. Estos tres institutos son la punta de lanza de otros muchos que, con los cada vez más menguados medios de que disponen, proporcionan a los jóvenes españoles una enseñanza de calidad capaz de hacerles ciudadanos libres, responsables, críticos y formados en valores sociales.

Como director científico del XXXI Certamen Jóvenes Investigadores (2019), que ha sido el último en el que participe con ese cometido, y con otros dieciséis certámenes a mis espaldas, es para mi una enorme satisfacción comprobar como las jóvenes investigadoras españolas seleccionadas por el jurado del último Certamen Jóvenes Investigadores, han destacado en el EUCYS de Sofia, compitiendo con otros 96 proyectos y logrando cuatro premios para España, único país que ha obtenido este elevado número de galardones, por encima de Alemania, Dinamarca, Finlandia y Suiza, en el EUCYS de este año. Todo lo anteriormente expuesto me permite afirmar, sin temor a equivocarme, que, en nuestro país: ¡La Ciencia es cosa de chicas!

Más información:

www.eucys.eu https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/research_and_innovation/funding/documents/ec_rtd_eucys-2019-winners.pdf http://www.ciencia.gob.es/portal/site/MICINN/menuitem.edc7f2029a2be27d7010721001432ea0/?vgnextoid=7d8e8b67aaf3d610VgnVCM1000001d04140aRCRD&vgnextchannel=4346846085f90210VgnVCM1000001034e20aRCRD