Tener o no tener un robot: desigualdad y poder en el siglo XXI

La desigualdad y el poder en nuestras sociedades están íntimamente relacionados con la innovación tecnológica. En esta línea, el Profesor Antonio López Peláez, catedrático de la UNED, publica en el último trimestre de 2016, dentro de la obra colectiva Handbook on Geographies of Technology, editada por el catedrático de geografía Barney Warf, su investigación sobre los impactos sociales de la robótica. En esta obra se analizan diversos aspectos de la geografía de la tecnología: tecnologías de la computación, de la comunicación, del transporte, de la energía, de la producción industrial, de las ciencias de la vida.

1831
Robot! | Peat Bakke
Robot! | Peat Bakke

Las nuevas tecnologías conllevan cambios en todas las dimensiones de la vida. Por ejemplo, en el ámbito del Trabajo Social y los Servicios Sociales, con la expansión de lo que el profesor López Peláez denomina e-Social Work, temática sobre la que está coordinando un monográfico en la revista European Journal of Social Work.       

En el ámbito de los impactos sociales de la robótica, el Prof. López Peláez ha profundizado en los procesos de redistribución del poder asociados a la tecnología, desarrollando el concepto de “brecha robótica” (véase: López Peláez, A. (ed.) (2014). The Robotic Divide. A New Frontier in the 21 Century. London: Springer).

De manera análoga a la investigación sobre la denominada “brecha digital”, también se pueden analizar los cambios sociales que se van a producir por la incorporación masiva de robots de servicio en el cuidado de las personas, en los hospitales y en el entorno doméstico. Por no hablar del desarrollo de robots militares, de seguridad y defensa, o de robots en el ámbito aéreo-espacial.

En la investigación del Prof. López Peláez que se publica en el Handbook of Geographies of Technology, se analiza cómo la robótica y la automatización avanzada están afectando ya a nuestras sociedades, y cuáles son las tendencias de futuro. Desde una perspectiva propia de una sociedad democrática avanzada, este tipo de investigaciones aporta información cualificada para la toma de decisiones, y así evitar las consecuencias que se han derivado de la implantación acrítica de otras tecnologías en el pasado. A través de los trabajos del Prof. Peláez sobre el nuevo concepto propuesto de la brecha robótica, podemos avanzar en la comprensión de cómo se generan este tipo de brechas tecnológicas, en torno a las cuales se redefine el poder.

The Robotics Divide | Springer
The Robotic Divide. A New Frontier in the 21 Century. London: Springer

La brecha robótica afectará al ámbito cotidiano (la diferencia entre aquellos que puedan acceder a una tecnología más eficiente para el cuidado de las personas, y aquellos que no pueden). También va a afectar a la distribución del poder a escala global. La robótica militar y la robótica espacial, junto con los desarrollos de robots en Internet, van a jugar un papel clave en la competición entre países, y especialmente entre aquellos que quieren asumir el liderazgo en el siglo XXI: EEUU, China, India y Rusia. Por otro lado, los nuevos robots de servicio podrán hacer, por ejemplo, menos necesaria la incorporación de mano de obra en numerosas actividades, lo cual influirá sobre los flujos migratorios. Tener o no un robot se convertirá en un signo visible de nivel socioeconómico, de poder y riqueza, y en una ventaja competitiva estratégica.

 

Referencia bibliográfica
López Peláez, A. (ed.) (2014). The Robotics Divide: a New Frontier in the 21st Century? · London: Springer

Dejar respuesta