El yacimiento de Armuña

Un yacimiento segoviano aporta relevantes datos sobre las faunas que vivieron al final de la época de los grandes dinosaurios.

689

Por Adán Pérez, investigador del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED.

En España se conocía un yacimiento de aparente gran relevancia, desde la década de los años 80, pero del que hasta ahora apenas existía información disponible. Se trata del yacimiento de Armuña, en la provincia de Segovia.

El Mesozoico, es decir, la generalmente denominada “era de los dinosaurios” o de “los grandes reptiles”, fue un largo periodo que se extendió durante casi 200 millones de años. A lo largo de ese lapso temporal distintos grupos de animales y vegetales fueron evolucionando y sucediéndose, generando faunas muy diferentes. Quizá algunos de los ecosistemas mesozoicos más famosos, frecuentemente ilustrados no sólo en artículos científicos, sino en la literatura, en el cine, e incluso en el mundo del espectáculo, sean aquellos correspondientes al Cretácico, un periodo que se extendió entre hace unos 135 y 65 millones de años. Muchos de los dinosaurios más populares vivieron en ese momento. Y precisamente de ese periodo son un alto porcentaje de los yacimientos con dinosaurios y otras faunas de reptiles contemporáneas identificados en España. La última parte del Cretácico siempre ha sido de mucho interés, ya que en ella se registran los últimos dinosaurios (excluidas las aves) así como muchos otros animales muy populares, como los pterosaurios o varios grupos de reptiles marinos. La información sobre las faunas del Cretácico final de Europa se ha incrementado notablemente en las últimas décadas. Sin embargo, en España se conocía un yacimiento de aparente gran relevancia, desde la década de los años 80, pero del que hasta ahora apenas existía información disponible. Se trata del yacimiento de Armuña, en la provincia de Segovia.  La mayoría del material fósil hallado en esa localidad, durante varias excavaciones realizadas al final de la citada década, permanecía inédito… hasta ahora. Un equipo compuesto por más de una docena de especialistas, liderado por investigadores de la UNED, se propuso cambiar esta situación. El relativamente abundante y diverso material de vertebrados allí recogido ha sido analizado en detalle, demostrando la gran importancia de esta localidad fosilífera. Todos los fósiles de Armuña han sido estudiados y descritos, describiéndose la fauna registrada. De esta manera, se ha podido caracterizar a los distintos animales allí presentes, comparándose con los reconocidos en otros yacimientos de edad similar tanto de otras localidades ibéricas como del resto de Europa. Esto no sólo permite identificar animales no conocidos en esta región o esta edad con anterioridad, sino también identificar animales nuevos para la ciencia, así como caracterizar mejor a otros hasta ahora poco conocidos. Una relativa alta diversidad se ha identificado en Armuña, siendo descrita en un artículo científico que acaba de ser publicado en Cretaceous Research, una revista especializada de gran prestigio internacional.

Uno de los grupos más diversos de los registrados en Armuña son las tortugas

Los peces eran allí muy abundantes. Algunos de ellos alcanzaron gran tamaño. La mayoría de los restos hallados corresponden a escamas, pero también se identifican dientes, así como otros elementos del cráneo. Uno de los grupos más diversos de los registrados en Armuña son las tortugas. Por una parte, se reconocen elementos que corresponden a una tortuga con un caparazón muy decorado, cercana a un metro de longitud. Esta tortuga correspondía a una forma muy primitiva, y era totalmente
terrestre. Sin embargo, en el yacimiento también se identifican dos grupos de tortugas que habitaban en el medio acuático, una de ellas exclusiva de medios de agua dulce (cursos fluviales), pero la otra capaz habitar tanto en esos medios como muy cerca de la línea de costa, que en esos momentos se situaba próxima a esta localidad castellano-leonesa. Se identifican elementos craneales, incluyendo dientes, de un lagarto nuevo. Se trata de una forma muy curiosa, ya que corresponde a un representante de un grupo que se desarrolló en otro continente y que, gracias al estudio del materia de Armuña, se demuestra que migró a Europa gracias a condiciones ambientales favorables, que facilitaron su dispersión.

Junto a estos reptiles habitaban otros cuyo tamaño o cuyos hábitos de vida podrían resultarnos más temibles. En Armuña se identifican restos de mosasaurios, un reptil marino que ha saltado al estrellato en nuestros días, gracias a su aparición en la última película de Parque Jurásico. El mosasaurio de Armuña presenta una peculiaridad: se trata de uno de los pocos mosasaurios de agua dulce conocidos a nivel mundial. En este yacimiento son comunes los restos de cocodrilos, incluyendo numerosos dientes y un cráneo relativamente completo. Este cocodrilo, posiblemente nuevo, pertenece a un grupo muy importante, ya que se trata de animales primitivos estrechamente relacionadas con aquellos que dieron origen a las formas actuales.

Además, en Armuña se reconocen varios grupos de dinosaurios, también conocidos tanto por dientes como por huesos de varias partes del esqueleto, especialmente vértebras y elementos apendiculares. Por un lado se identifican restos atribuibles a
ornitópodos. Concretamente se trata de un dinosaurio que podría corresponder a la forma europea Rhabdodon, siendo éste un herbívoro de relativo gran tamaño. Pero este no es el único herbívoro de Armuña. Allí también habitaban saurópodos, es decir, dinosaurios con largos cuellos y colas, con la peculiaridad de que estos saurópodos estaban cubiertos por una coraza ósea protectora, de la que también se han hallado varios elementos. Y en un ecosistema con varios grupos de dinosaurios herbívoros no podían faltar los carnívoros. De hecho, el de Armuña ha aportado nuevas pistas para conocer de qué terópodo se trataba ya que, aunque se sabía que en el Cretácico Superior de este país habitó un carnívoro de gran tamaño, la limitada información procedente de otros yacimientos españoles no había permitido un conocimiento tan preciso como el que ha posibilitado este nuevo material.

En Armuña se reconocen varios grupos de dinosaurios, también conocidos tanto por dientes como por huesos de varias partes del esqueleto

Por lo tanto, el nuevo estudio ha permitido reconocer una diversa fauna que habitó en el yacimiento segoviano de Armuña hace unos 70 millones de años, en la última parte de la “era de los dinosaurios”. Esta fauna está compuesta por la coexistencia de grupos de animales originarios en otros continentes, pero que migraron a Europa, grupos con una amplia distribución geográfica y animales nuevos, exclusivamente reconocidos en este yacimiento Español.

Referencia

Pérez-García, A.; Ortega, F., Bolet, A.; Escaso, F.; Houssaye, A.; Martínez-Salanova, J.; de Miguel Chaves, C.; Mocho, P.; Narváez, I.; Segura, M.; Torices, A.; Vidal, D.; Sanz, J.L. In press. A review of the upper Campanian vertebrate site of Armuña (Segovia Province, Spain). Cretaceous Research. 2016

VíaGodzillin
Relación de las faunas a ambos lados del Atlántico norte durante el Jurásico Superior, Diversidad de vertebrados terrestres en el Cretácico Inferior ibérico, Composición de los ecosistemas del Cretácico Superior, colaboración con el Museo Paleontológico de Elche (MUPE) para utilizar el registro paleontológico como recurso cultural en Agadez (Níger), Estudio de las faunas de reptiles Triásicos de la región Occidental del mar de Tethys y Análisis de faunas de tortugas del Cenozoico de Europa y África, así como las de cocodrilos del Eoceno ibérico.

Dejar respuesta